¿CÓMO ACCEDER A UNA PLAZA PRIVADA?
info-pasos-plazas-privadas

Puede visitar nuestros centros, donde el personal cualificado le enseñará las instalaciones, valorará su situación y le asesorará sobre los servicios más idóneos a su estado. De esta forma, además de poder aclarar todas sus inquietudes le podrán preparar un presupuesto individualizado y adaptado a sus necesidades. También se le podrá gestionar su plaza mediante vía telefónica (957109444) o a través de la web de nuestro Grupo donde estaremos encantados de atenderle.

¿CÓMO ACCEDER A UNA PLAZA CONCERTADA?
info-pasos-plazas-concertadas3
  • Rellenar el modelo oficial de solicitud. Disponible on-line en este enlace, en cualquier centro cívico o en Trabajo Social de la zona. (El documento debe ser firmado por el interesado o por su representante legal. En los casos en los que el demandante presente deterioro cognitivo y no tenga asignado tutor legal, habrá que añadir el modelo de ‘guardador de hecho’. Es obligatorio presentar original y copia para compulsar, el DNI del interesado, el del representante, si lo tiene, junto a una acreditación de la representación o, en su defecto, del guardador de hecho. También hay que entregar el certificado de empadronamiento que acredite la residencia en España del solicitante.)
  • Presentar dicho modelo en Trabajo Social de la zona, centro cívico o registro de la Junta de Andalucía o el Ayuntamiento.
  • El servicio de valoración se pone en contacto con el solicitante o tutor legal para concretar una cita en su domicilio y proceder a la evaluación. La valoración se realizará teniendo en cuenta los correspondientes informes sobre la salud de la persona y sobre el entorno en el que viva, por lo que se recomienda tener el historial clínico actualizado.
  • La Administración competente emite una resolución que será notificada al solicitante o representante legal, donde se determina el grado de dependencia y los servicios o prestaciones que le corresponden.
  • Una vez recibida la resolución, los servicios sociales se ponen en contacto con el solicitante o su representante legal para iniciar el Programa Individual de Atención. Con este se determinan las modalidades de prestación mas adecuadas de acuerdo a las necesidades del solicitante. Ya sea en Unidad de Estancia Diurna o en una plaza en centro residencial, le llamarán desde el centro donde se le haya reservado plaza.
EL YATE Y LAS FAMILIAS

En El Yate creemos que la residencia no es otra cosa que la prolongación del hogar del residente. Por ese motivo, desde nuestros centros, todos los profesionales trabajan para hacer sentir a las familias que forman parte de la vida de sus mayores y eso nos lleva a ofrecer atención 24 horas al día, todos los días de la semana, por la vía de comunicación que sea.

Nosotros ofrecemos un cuidado integral a nuestros residentes, sin embargo, hay algo que no podemos darles, el amor de la familia. Por eso, siempre insistimos en que, en caso de duda, lo mejor es que venga en persona, así puede pasar un rato junto a su familiar.

A continuación puede ver alguna de las preguntas que los familiares suelen hacer al principio:

¿Cuándo y cómo puedo hablar con mi familiar?

Cuando y cómo quiera. La única premisa es que dicha comunicación no entorpezca el cuidado del resto de los residentes. La vía de comunicación más habitual es la telefónica, y en este caso los familiares pueden llamar a sus familiares a cualquier hora. Las llamadas entran a recepción y son los recepcionistas los encargados de traspasar la llamada a los familiares. La comunicación se realiza a través de teléfonos inalámbricos, de este modo, se facilita el acceso al familiar, evitando desplazamientos o interrupciones en la rutina del mismo en la residencia.

¿Cuándo y cómo puedo hablar con el centro?

En los centros de El Yate ofrecemos a las familias atención 24 horas al día. Desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde, siempre va a haber un profesional específico para tratar de contestarle lo más adecuadamente: médico, enfermero, auxiliar… Asimismo, en caso de que cuando se realiza la llamada no esté la persona adecuada para atenderle, en recepción se encargarán de tomar sus datos para darle una respuesta lo antes posible. De todas formas, siempre preferimos que se acerque en persona, así, de paso, puede ver a su familiar.

Por otro lado, es importante que sepa que en los momentos más difíciles de nuestros residentes, el acceso al equipo médico es continuo, informando constantemente del estado del familiar.

¿Cuándo puedo visitar a mi familiar?

En ningún caso los horarios debieran ser un impedimento para visitar a nuestros familiares, por este motivo, nuestros centros son puertas abiertas. Para nosotros cada residente está en su hogar, dónde puede recibir visitas a cualquier hora del día, intentando siempre respetar los horarios de la rutina diaria, como aseo o las horas de terapia. El acceso es totalmente libre.

Asimismo, en los momentos delicados de los residentes, las familias pueden permanecer en el centro día y noche. Nosotros somos los encargados de acondicionar salas y ofrecer la mayor comodidad.

¿Hay programas de adaptación para residentes?

En los días previos al ingreso del residente, el trabajador social se encarga de que la adaptación al centro se realice de la forma más natural posible. Tras la primera entrevista, el trabajador social ofrece una serie de pautas a los familiares, para explicar la nueva situación del residente y una preparación para que ambas partes se adapten al cambio.

Una vez realizado el ingreso, el personal de la residencia se ocupa de facilitar las relaciones con los residentes, un primer contacto se realiza en el taller de comunicación, se trata de una actividad diaria en el que se tratan temas de actualidad con el objetivo de mantener al día a nuestros mayores.

Pasadas dos semanas tras el ingreso, el trabajador social se entrevista una vez mas con los familiares para hablar sobre el proceso de adaptación de su familiar. La media de adaptación de nuestros residentes está entorno a los 15 días, en el caso de que se presenten dificultades, o los familiares necesiten más información por parte de los trabajadores, se pueden suceder más entrevistas entre los familiares y el centro, cada proceso es independiente.

En muchas ocasiones, resulta más difícil para el familiar que para el propio residente aceptar la nueva situación, por lo que también se trabaja con los familiares.

No quiero alojamiento para mi familiar, ¿puedo disfrutar de los servicios aún así?

Claro que sí, la gran mayoría de nuestros servicios se enfocan en la mejora de la calidad de vida de las personas dependientes, no sólo de quienes viven con nosotros. Por ese motivo tenemos una unidad de rehabilitación, atención psicológica y terapia ocupacional disponible en forma de programas diseñados paciente por paciente. Además, disponemos de un servicio de Unidad de Día en el que se ofrece a los mayores que participen en la vida de la residencia entre dos y doce horas -con comidas, talleres, actividades-, pero regresando a casa para dormir.

Asimismo, disponemos de la propia opción Respiro Familiar. ¿Qué implica esto? Que estaremos ahí donde se necesite. Podemos acercarnos al domicilio del paciente para ayudarle en tareas cotidianas, acompañamos en periodos de hospitalización, ofrecemos plazas temporales. Queremos que cuente con nosotros para mantener el buen cuidado de su familiar.

¿Cómo es un día en la residencia?

El ritmo habitual de la residencia comienza con el aseo de los residentes, a continuación, bajan a los comedores para tomar el desayuno. A partir de este momento, el resto del día lo pasan en los espacios comunes, como salones, talleres, patios, etc.

Tras el desayuno, se inicia el taller diario de comunicación, un repaso a la actualidad y un momento para repasar las normas de convivencia y responder a sus inquietudes. Al mismo tiempo, se realizan terapias individualizadas con los residentes que tienen más dificultades.

A partir de la una y media se inician los turnos de comida, un momento de relajación, siestas y las clásicas telenovelas. Después del descanso, vuelven a tener la oportunidad de participar en diferentes talleres acompañados por los animadores socioculturales, terapeutas,… hasta la hora de la cena.

Uno de nuestros objetivos principales es romper con la rutina, por lo que contamos con una amplia programación de actividades como visitas al zoo, salidas en las festividades, etc.

Centros como prolongación del hogar del residente.

 

Profesionales que trabajan para que las familias formen parte de la vida del residente.

 

Puertas abiertas. Visitas siempre que quiera.

 

Atención 24 horas al día, 7 días a la semana.

SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER